Sus primeras palabras tras tomar posesión como rector fueron, precisamente, para sus contrincantes en la campaña electoral, a los que agradeció su participación y anunció su intención de incorporar a su plan de acción las aportaciones más valiosas de sus programas y a las personas más adecuadas para el desempeño de cada tarea, independientemente de la propuesta que respaldaran.

 

Tras defender el trabajo de su equipo rectoral en los cuatro últimos años, en los que hubo de afrontar “dificultades económicas y recortes presupuestarios”, ha reconocido que “la situación ahora es mejor, pero las dificultades no han desaparecido”. Ha hecho referencia a los desafíos a los que se enfrenta la institución y ha enumerado las líneas de actuación que adoptará  en su nuevo mandato: “impulsar la transformación digital de la UNED”; “promover la innovación metodológica con el objetivo de acomodar nuestro actual modelo didáctico a las nuevas demandas de enseñanza y aprendizaje que nos plantean nuestros estudiantes”, apoyándose para ello en la “amplia red de Centros Asociados” de la universidad y de “tutorías y medios virtuales”; “fomentar la investigación y la transferencia de conocimiento a la sociedad”; impulsar la “internacionalización de la universidad”; “ajustar nuestros recursos humanos a nuestros objetivos estratégicos y favorecer tanto la estabilización del personal temporal y en formación como la promoción del personal estable”.

Tiana ha recordado al representante del Ministerio de Educación Cultura y Deporte, Marcial Marín Hellín, secretario de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades la “financiación escasa” recibida por la UNED del  Ministerio. “Si para la mayoría de las universidades la financiación pública supone alrededor de un 70% de su presupuesto, para la UNED no supera el 40%, situación que por no por histórica deja de ser injusta”. Y le ha comentado su intención de “conseguir un modelo de financiación plurianual que nos permita planificar nuestra actuación, que proporcione una base sólida a nuestro trabajo y que permita nuestra proyección hacia el futuro. Dicha financiación debería tener la forma de un Contrato Programa similar al que otras universidades tienen con sus organismos de tutela, y que combine la financiación no condicionada y otras sometidas a objetivos”.

Coincidencias con Hellín

“Hemos pasado tiempos difíciles, pero tenemos muy claro dónde queremos ir”, respondía Marcial Marín Hellín. “Debemos tener una adecuada financiación y para eso en los Presupuestos Generales del Estado de 2017, el Gobierno de España incrementa la partida a la UNED en 750.000 euros, como muestra de su compromiso con esta institución, con la que pretende acordar un plan plurianual que además de la financiación estructural sirva para establecer incentivos, tanto en resultados de docencia, sociales o investigación. Estamos tomando decisiones. Queremos establecer una bajada progresiva de las tasas académicas para poder fijarlas en un 15%, cuando antes eran de un 40%. Acercar las horquillas de las tasas de los títulos universitarios de Máster habilitantes con las de los no habilitantes. Queremos dotar de estabilidad y apoyo a la consolidación de las plantillas de los docentes, estableciendo una tasa de reposición del 100% de efectivos, de catedráticos de universidad,  de profesores titulares  y de profesores contratados doctores. Y no  considerar consumida la tasa de reposición al pasar de un cuerpo a otro, porque queremos la estabilidad y la permanencia del profesorado haciendo atractiva y estable la carrera docente”.

El secretario de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades animó a la UNED a “seguir haciendo universidad. Ese es el gran reto de este país, para modernizarse, para ser competitivo, y la clave es trabajar en equipo y conseguir entre todos el éxito, no solo de la UNED, sino del sistema universitario español. Vamos aumentar las ayudas destinadas a la formación del profesorado, a la movilidad, a la  investigación, desarrollo e innovación, con un incremento neto de 8,21 millones de euros. En total, se destinan a la movilidad y formación del profesorado universitario 93,32 millones de euros. Estamos tomando decisiones y hay un cambio de tendencia y de trabajo en equipo en cuanto a la Estrategia Española en la Educación Superior que impulsa el Ministerio, en la que están de acuerdo todos los grupos políticos. Por eso valoramos una política universitaria inclusiva y garante de la equidad”.

También ha destacado, como esencial, el papel de cohesión que cumple la UNED en las diferentes comunidades, gracias a la implantación territorial a través de  sus Centros Asociados y la labor social, citando como ejemplo los convenios con los Ministerios de Defensa para la formación de personal de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, e Interior, en la formación de estudiantes en los centros penitenciarios. “Querido rector, querido Alejandro, felicidades por tu reelección”, dejó dicho Marcial Marín Hellín.